CLAUSURA DE LA ASAMBLEA GENERAL DE MISIONEROS del VAP 2016 Llega la LA CRUZ MISIONERA DE LA EVANGELIZACION en PUYO

Queridos misioneros y misioneras, a todos los que habéis llegado a esta catedral  con la peregrinación de la cruz de la evangelización. Una vez más hemos entrado por la puerta santa de la misericordia,  como lo hacíamos al inaugurar el año jubilar,  precedidos de una solemne peregrinación , pero  en este día a tenido una singular  connotación, lo hacemos  cuando estamos clausurando la Asamblea General de Misioneros, la cual  hemos tenido toda esta semana en nuestro centro de Pastoral Antipungo, donde han participado la representación de todas nuestras parroquias, sacerdotes, religiosas, agentes de pastoral laicos junto con el obispo ,   reflexionando juntos y realizando un duro trabajo para construir   el nuevo Plan Pastoral del VAP,  que será para nosotros  como brújula y antorcha para nuestro camino evangelizador durante los próximos 5 años. Allá  iniciábamos concientizándonos que debemos ser una Iglesia unida, misionera, corresponsable y testimonial,con unos desafíos concretos: la familia el medio ambiente y la escasez de sacerdotes y vocaciones consagradas  Queremos agradecer la oración que muchos han realizado  durante esta semana por los frutos de esta Asamblea, donde  en un ambiente fraterno como la primera comunidad cristiana hemos tomado decisiones  y acordado  compromisos que nos ayudarán a ser una Iglesia en salida,  más madura ,creativa y fuerte ante los desafíos de nuestro mundo de hoy .
                Esta tarde  recibíamos en el limite de nuestra jurisdicción eclesiástica la cruz misionera que nos entregaba la hermana Iglesia del Vicariato de Tena, la misma que recorrerá todas las provincias de nuestra patria Ecuador, como preparación del camino para el V Congreso Americano Misionero  que tendrá lugar en Bolivia en el  2018  como lo fue en el 2008 en Ecuador.
                Hoy está la cruz de la evangelización permanecerá con nosotros todo este mes de julio, , como Iglesia  personal y comunitariamente nos debemos preguntar  ¿ qué significa la cruz para cada uno de nosotros  como cristianos ? ¿Qué significa  para una Iglesia misionera como la nuestra?
Cuando decimos ¿Cuál es la señal del cristiano? Respondemos, la cruz, esa cruz  que la podemos ver culminando nuestras Iglesias, nuestros templos, nuestros campanarios  o colgada en las paredes de muchos edificios y lugares cristianos, en las aulas de nuestros colegios , en nuestras habitaciones  u oficinas, al pide de nuestra cama , a pesar de que vivimos ante  una  cultura actual que pareciera  querer borrar todo signo cristiano. Cuando por otro lado  le vemos  en tantos hombres y mujeres, jóvenes que la cuelgan de su cuello. Quizá algunos lo llevan como  amuleto o porque este de moda, Todo eso debe ser para nosotros,  una manifestación que nos habla de nuestra  fe en quien murió en una cruz por nosotros.
La cruz no es una moda ni un talismán llevar la cruz, la cruz es el signo  de aquel que la quiso llevar por nosotros  que nos la merecíamos por nuestros pecados, siendo nosotros pecadores, El, el justo, la cargó sobre sus hombros, la llevó hasta el calvario, fue clavado en ella y en ella murió dando su vida por nosotros ,para que tú y yo tengamos vida en el Espiritu  ,vida divina. Solo un loco de amor podría hacer lo que  hizo Jesús, morir en la cruz siendo inocente   por la  libertad  de nosotros culpables. Pagó con su muerte, pagó con su sangre, nos redimió.
Por ello la cruz de Jesús no es una cruz  cualquiera, es una cruz de amor, redentora, misericordiosa, salvadora, liberadora, una cruz que sana nuestra alma, que mueve nuestra conciencia, que nos eleva  hasta el cielo , que nos alcanza el perdón de Dios .
¡Cuanto tenemos que contemplar la cruz ¡, mirar la cruz , la cruz del amado donde nos mostró el amor hasta el extremo, desde la cruz, el amor nos grita, como gritaba S. Francisco  por las calles de Asís.” El amor no es amado”  o como diría a Margarita de Alacoque, este es el corazón que tanto ha amado a los hombres y solo ha recibido ingratitudes”
Esta noche hemos escuchado la palabra de Dios que en palabras del profeta Amós denuncia sigue gritando esa cruz en el pobre  explotado, abusado   y oprimido por un mundo injusto que le hace venderse por un par de sandalias , pero el señor vino hacer justicia  para que sintamos hambre y sed no de pan ni de agua sino de la palabra de Dios.
Díganme ¿de que tiene hoy hambre tanta gente que anda por caminos de muerte ?, en la codicia y la ambición, en el placer del hedonismo  o la prostitución,  o en  la droga y el alcohol, en la búsqueda del poder  para aplastar en vez para servir.  Dios con su cruz y su palabra viene para saciar el hambre y la sed  de salvación, el hambre de justicia, de verdad, de libertad, de paz y de amor.
Y nos llama como a Mateo, explotador de los pobres  recaudador de impuestos, a salir de nuestra filosofía del poseer, creyendo que el dinero y la plata  nos da la salvación y la felicidad cuando en realidad, las riquezas  nos esclavizan.
Pero Jesús le mira y le dice Sígueme, y éll se levantó y lo siguió, ¿cómo seria aquella mirada transformante de Jesús a Mateo, para abandonar su vida de pecado y seguir a Jesús de forma radical? Una conversión que hace  llamar la atención de muchos envidiosos, que juzgan el actuar de Jesús ¿Por qué come con pecadores y publicanos? Con esa gente que tantos desprecian por su anti testimonio de vida moral. Quizá la misma actitud que nos haya podido saltar a nosotros como tentación, es fácil juzgar a los demás cuando hacen las cosas que a nosotros nos parecen que están mal. Y es Jesús el que nos da la respuesta del actuar no de Mateo antes de la conversión sino de lo que quiere Dios en estas situaciones. “ No son los sanos los que necesitan médico sino los enfermos, no he venido a llamar a los justos sino a los pecadores. Aprendez lo que significa  quiero misericordia y no sacrificios”Mt. 9,12-13
Con esta repuesta fulminante de Jesús , nos revela el corazón de Jesús el corazón de Dios su Padre ,¿a que ha venido Jesús a esta tierra?  Sino es para salvar a los pecadores, y todos somos pecadores, enfermos que necesitamos la curación de El , no de falsos salvadores, El nos da la medicina que es efectiva, la de la misericordia , de su amor, de su perdón. “Misericordia quiero” , el valor de la misericordia es incalculable, es lo que agrada a Dios, dice, no sacrificios, sino la humildad  y el perdón. La caridad con el prójimo, el despredimiento de uno mismo, de nuestro yo y nuestro ego, que nos impide ver al necesitado.
Debemos creer en la misericordia de Dios  para evitar los suicidios, o la desesperación, debemos mirar la cruz,  no vacía, sino al  Cristo que muere en ella    siendo inocente, para entender el misterio de porque mueren y sufren  los inocentes en tantas situaciones y conflictos  de un mundo violento. Creer en la misericordia es un desafio para mucha gente, Jesús nos llama como a Mateo, no te hagas el sordo, se valiente como Mateo, levántate y sigue a Jesús, El que diría, “quien quiera ser mi discípulo que se niegue a si mismo, tome su cruz y me siga”.
La cruz que esta noche nos visita es una cruz misionera con la  que hay que seguir , no te dejes vencer por la experiencia del dolor, esto les decía el Papa Francisco a los armenios  en su reciente visita apostólica. Del dolor nace también el amor, ser misionero no es de gente floja, es de gente valiente y generosa, que quiere comprometerse con el Reino de Jesús, ser misionero es salir de la comodidad e ir a las periferias del dolor, con un corazón misericordioso como el de Jesús, es llevar esperanza y consuelo, es llevar el evangelio de Jesús a tanto que todavía no le conocen o no le viven.
Salgamos de esta eucaristía dispuesto a ser todos misioneros. Las Santas Misiones Populares nos están ayudando a descubrir esta llamada de Jesús en su Iglesia , escúchale, síguele, no basta ni conocer el camino, ni indicar el camino, hay que recorrerle con Jesús , como buenos cirineos o samaritanos. Carguemos con la cruz de la vida que Dios nos envia , la cruz que cada uno tengamos, no reneguemos de la cruz , Dios nos invita a llevarla con amor como El. Aprendamos de El  que nos dice:”aprendan de mí, que  soy manso y humilde de corazón, y encontrareis vuestro descanso “Solo la misericordia de Dios tiene la respuesta  para todos y para todo. Confía en Dios y haz que los demás también confíen en El.Las santas misiones nos esperan. a evangelizar con alegria ,la misión nos une
R.Cob     1 de julio 2016